FABRICACIÓN DEL SOMBRERO PANAMÁ

Aunque su nombre pueda conducir a un contrasentido, el verdadero sombrero de Panamá, es un producto de Ecuador.

Para elaborar un sombrero panamá se utiliza una fibra resistente y flexible de una palmera sin tronco ("Cardulovica Palmata") conocida como "toquilla". Este nombre se lo dieron los hombres de Pizarro en el año 1531, y proviene de la palabra española "toca". Esta materia prima se encuentra en las zonas costeras de Ecuador, donde se dan las condiciones climatológicas ideales para su crecimiento y desarrollo.

Las localidades más conocidas mundialmente por la fabricación de sombreros panamá son Montecristi y Jipijapa (ambas dentro de la provincia de Manabi), donde los expertos maestros tejedores comienzan su trabajo en las primeras horas de la mañana o al caer la tarde para que el calor ecuatorial no merme la flexibilidad de las fibras y para que no lleguen a romperse.

Un sombrero de gran calidad puede tardar hasta ocho meses en elaborarse completamente y tiene las fibras tan cortas, que apenas se distingue dónde termina una y empieza la otra. En un auténtico panamá están tan apretadas que ni siquiera dejan pasar el agua.

Cada sombrero es único ya que son tejidos a mano y la calidad del sombrero va en función de la finura y la regularidad del tejido, así como la uniformidad del color. Las fibras de grado superior son seleccionadas a mano atendiendo a su suavidad y flexibilidad.

El proceso de elaboración del sombrero comienza tejiendo la copa es espiral y se van entrelazando las fibras hasta conseguir el diámetro deseado. Después se coloca en una horma cilíndrica de madera para ir elaborando (también en espiral) los laterales. De vez en cuando se posa el sombrero todavía no terminado sobre una tabla y con una concha se restriegan las fibras. Tras muchas semanas de trabajo se llega al ala del sombrero que es tejida en ángulo recto. Después se llega al acabado donde hay que recortar las fibras que sobresalen. A continuación se realiza el lavado y el blanqueado, consiguiendo así el famoso Sombrero Panamá.

Muchos artesanos venden sus sombreros sin acabar, y luego son llevados a algunas tiendas o fábricas donde se les da el acabado y se ajustan a los diferentes estilos y modelos. Existen máquinas hidráulicas que sirven para refinar los sombreros dándoles el acabado y la blancura. Con dicha máquina se consigue la definición final del sombrero. Una vez sacado el panamá de la prensa, se le cose por dentro la badana para que se ajuste con comodidad a la cabeza del portador y para que no se ensucie con el sudor.

¿Que da su valor al sombrero panamá? La calidad de la fibra, lo tupido del tejido, la minuciosidad de su fabricación, el tiempo que requiere tejerlos y la duración del sombrero tratado adecuadamente.

CUIDADOS DEL SOMBRERO PANAMÁ

-No deben colocarse objetos pesados sobre la superficie del sombrero, tampoco se le debe doblar con mucha fuerza como si fuese un papel.

-Para quitar pequeñas arrugas o repasar la forma del sombrero, coloque un pedazo de tela húmeda sobre el sombrero y luego plánchelo a temperatura moderada o también puede moldearlo con sus manos.

-Si Usted desea conservar perfectamente la forma original de su sombrero, es mejor evitar doblarlo o enrollarlo.

-La paja Toquilla, material del que está hecho su sombrero panamá, mantiene mucho mejor su flexibilidad natural mientras no se seque por completo, evítelo y su sombrero se conservara por más tiempo.

-No es recomendable utilizar su sombrero bajo condiciones lluviosas, podría perder su forma.

-Para limpiar su sombrero de manchas secas, use un pedazo de tela suave y jabón suave.